MUSEO DE LA MEMORIA

"La memoria ha constituido un hito importante en la lucha por el poder conducida por las fuerzas sociales. Apoderarse de la memoria y del olvido es una de las máximas preocupaciones de las clases, de los grupos, de los individuos que han dominado y dominan las sociedades históricas.    ...La destrucción de la memoria, de la historia del pasado, es una marca terrible para una sociedad"  
                               Jacques Le Goff



El proyecto se presentacomo un monumento en sí, que a su vez cumple la función conmemorativa que da lugar a una plaza central, un espacio simbólico denominado "La Plaza de la Memoria"
La plaza está rodeada por un anillo de volúmenes programáticos, que se fragmentan en múltiples accesos, asegurando la permeabilidad de la trama urbana, y en consecuencia la vocación pública del espacio.
Esta fragmentación se encuentra integrada en un volumen mayor, donde el museo subterráneo establece la base ordenadora del proyecto -la institucionalización de la memoria-, cumpliendo la labor de elaborar, estudiar, conservar y perpetuar el uso público de la historia.
Los volúmenes programáticos se presentan como testigos insobornables de la memoria, protegiendo y conteniendo el espacio, delimitando sus aristas y presentando una imagen estable e íntegra hacia el contexto inmediato. Cada uno de los fragmentos representa un evento aislado de la historia de la nación. La conjunción y calce de cada uno de ellos da lugar a un anillo continuo, infinito y cerrado, que representa la unidad de la memoria como cuerpo y totalidad.

BACK